Filipinas

Día a día, nuestro viaje por la tierra de las siete mil islas.

Filipinas ha estado en nuestra agenda antes incluso de que se nos ocurriera visitar Indonesia. Sin embargo, varios factores nos hicieron cambiar casi a última hora, para viajar a esta última en 2015. Pensamos que Filipinas era un viaje para hacer de manera más improvisada y por lo tanto disponer de más días de los que disponíamos. La climatología, y más concretamente los tifones, son motivo de anulación de vuelos, por lo que es importante ser flexible en este aspecto y no coger demasiadas cosas por adelantado. Así pues, cuando en 2016 surgió la posibilidad de que ambos nos quedáramos sin ocupación en España, pudiendo disponer de todo el tiempo necesario para este viaje, en seguida empezamos a madurar la idea. Contando con algunos ahorros y vendiendo una moto que no usaba, empezamos a soñar con el largo viaje que deseábamos, y poco a poco, se nos fue mostrando el camino, que se trazaría durante tres meses donde viajaríamos, y si nos apetecía, haríamos nuestro internado de divemaster en el lugar que más nos agradase.

Para los más viajeros puede que 3 meses fuera de casa no signifiquen demasiado, pero para la mayoría de nuestros amigos y familia, significaba poco menos que una loca aventura. Las principales preguntas siempre fueron similares: ¿Y por qué tanto tiempo? ¿Y por qué Filipinas? ¡A ver si os quedaréis allí como los de Españoles por el mundo!

La primera pregunta está casi respondida, pero añadiré que para nuestra propia tranquilidad nos prometimos que, al igual que podríamos alargar el viaje, podríamos acortarlo si fuera necesario o teníamos ganas de volver. Además, el tema del divemaster aunque era una gran motivación, podía cambiarse por seguir viajando por el sudeste asiático si finalmente no lo veíamos claro.

La segunda pregunta, se responde sola buscando en google fotos de filipinas, o simplemente «diving philippines». Sin duda nos parecía el destino perfecto que unía nuestra afición al buceo, paisajes paradisíacos, y nuestra peculiar atracción a la cultura y gentes de Asia.

La tercera cuestión no es una pregunta, sino una expresión de posibilidad. Y aunque nuestra intención no es esta, ¡las posibilidades ahí están!, y nadie renunciaría al paraíso si realmente lo encuentra, pero vemos muy difícil querer despedirnos de nuestro hogar, amigos y familia de forma indefinida.

Así pues, en el momento que escribo este post, nos encontramos viviendo nuestra pequeña aventura, y comprobando que hay que seguir los sueños, porque ellos conocen el camino.

No Replies to "Filipinas"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.